WeCan_blog_veterinario_031_F

Chequeo geriátrico anual

Si hay algo que todos tenemos claro respecto a nuestros peludos, es que queremos tenerlos a nuestro lado el mayor tiempo posible, sanitos y felices. Para ello es fundamental  que entendamos la importancia que  puede llegar a tener el hecho de que  a partir de una cierta edad les hagamos un chequeo para saber si podemos seguir tranquilos porque todo marcha bien, o por el contrario, detectamos algún problema que esté empezando a dar la cara, podamos atajarlo a tiempo y tratarlo si es necesario. Todo esto lo conseguimos con los chequeos anuales geriátricos, que deberíamos realizar  a los perros a partir de los 7 años y en los gatos a partir de los 10.

Con el chequeo geriátrico lo que tratamos es hacer prevención y un diagnóstico precoz de enfermedades propias de la vejez.

Nuestros peludos tienen cada vez una mayor esperanza y calidad de vida, precisamente porque cada vez somos más conscientes de la importancia de su alimentación, manejo y aplicación de medidas preventivas (vacunas, desparasitaciones, tratamientos preventivos…). No podemos evitar que envejezcan, pero sí podemos ayudarles a que lo hagan mejor.

En los perros, es frecuente que veamos en la consulta abueletes que empiezan a tener problemas de movilidad, que se cansan más con el paseo habitual, que comen menos o que de repente beben u orinan mucho más que antes, que les cuesta levantarse,  que tiene problemas de piel, muchas veces se achaca a que” son cosas normales de la edad” “está mayor”, y lo son y lo están, pero también pueden indicar que algo no va bien: hay que saber qué y porqué y sobre todo llegar a tiempo para poder tratarlo y mejorarlo.

Con los gatos ocurre igual y quizá  peor que en los perros, si tenemos en cuenta su afán por “simular” que todo está bien. Pero si un gato empieza a comer menos, tiene mal pelaje o adelgaza, de fondo, no estará  la edad sino seguramente un posible problema renal, o si ya no se sube a las alturas y se desliza por los muebles para bajar de la encimera en lugar de saltar como hacía antes, pues probablemente hay una artrosis, y la artrosis duele, aunque no lo digan.

Podemos considerar que las enfermedades más típicas de los perretes mayores son:(no necesariamente en este orden):

-Cardiovasculares

-Artrosis

-Tumores

-Enfermedades endocrinas

-Insuficiencia renal

-Cataratas

-Obesidad

-Disfunción cognitiva (demencia senil)

-Enfermedad dental

En el caso de los gatos:

-Insuficiencia renal crónica

-Hipertiroidismo

-Diabetes

-Obesidad

-Problemas hepáticos

-Enfermedad dental

En ambos casos un chequeo debería incluir las siguientes pruebas:

-Analítica sanguínea completa

-Pruebas hormonales (tiroides)

-Analisis de orina

-Radiografías de tórax y abdomen

-Ecografía

-Control de peso.

-Electrocardiograma

Como siempre te recomendamos, acude a nosotros y pregúntanos sobre este tipo de chequeos, y una vez más y a riesgo de ser muy pesados, recuerda que siempre es mejor prevenir que curar: un chequeo a tiempo, puede mejorar y mucho la vida de tu peludete.

Comparte

Contacto

DATOS DE CONTACTO

C/ Dragonera 5
28290. Las Rozas. Madrid

Tef.  91 631 84  95

HORARIO

Lunes – Viernes:
11:00 – 14:00  |  17:00 – 20:00

Sábados:
11:00 – 14:00

URGENCIAS

En caso de urgencia fuera del horario, te atenderán en el Centro de Urgencias Veterinarias Las Rozas (Avda. de la Coruña 42 – 91 637 32 05)

NEWSLETTER

Suscríbete y no te pierdas ninguna de nuestras novedades.